JA Teline V - шаблон joomla Форекс
17
Thu, Oct
147 New Articles

Primeros testimonios en juicio de Lesvy señalan que fue violentada por meses y previo a su muerte

Nacional
Typography

El día de ayer, martes, comenzó formalmente el juicio oral por el feminicidio de Lesvy Berlín tras posponerse un día por la falta de preparación de la defensa legal que ahora representará a Jorge Luis González, presunto feminicida de la joven, encontrada asesinada el 3 de mayo de 2017 en la caseta telefónica del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

Cada parte expuso la hipótesis que tratarán de sostener con pruebas científicas y testimoniales los días sucesivos hasta el 20 de septiembre. Los abogados de Jorge Luis insisten en comprobar que Lesvy se suicidó; los agentes de la PGJ que Lesvy vivió violencia física y psicológica en su noviazgo hasta que fue asesinada.

Las mismas intenciones que la PGJ tienen las abogadas de la familia de la víctima, pero además aspiran a dignificar la memoria de Lesvy y mostrar al tribunal que no se trata de un caso aislado, es un fragmento de la violencia feminicida que se palpa en México  donde diariamente nueve mujeres y niñas son asesinadas, expresó la abogada Ana Yeli Pérez Garrido.

En esta primera audiencia se intentó asentar las primeras pistas para esclarecer ¿qué ocurrió la madrugada del 3 de mayo de 2017 en la UNAM?. La policía de investigación Marisol Rodríguez Evangelista por medio de una reconstrucción cronológica con videograbaciones de las cámaras de vigilancia de la máxima casa de estudios, explicó al Juzgado paso a paso las últimas horas de vida de Lesvy.

El 2 de mayo de 2017 Jorge Luis y Lesvy Berlín se reunieron en la UNAM con un trabajador de la universidad y conocido de la pareja de nombre Carlos. En el material que presentó la PGJ se hace un seguimiento de las actividades que hicieron hasta la madrugada del 3 de mayo los tres jóvenes, junto al perro de la pareja, y otro hombre que se unió a ellos después, identificado como “el cuervo”.

Después de tomar bebidas alcohólicas cerca de la Facultad de Química de la UNAM, alrededor de las 4:00 horas del 3 de mayo Lesvy, Jorge Luis y su mascota se dirigían rumbo al domicilio que ambos alquilaban en la colonia Pedregal de Santo Domingo.

En su camino, antes de llegar al Instituto de Ingeniería la pareja se detiene y al parecer discuten, explicó la servidora de la PGJ; Jorge Luis azotó en el piso la cadena del perro como si tuviera la intención de lastimar a Lesvy, quien da un paso atrás para esquivar el golpe.

Luego, Lesvy rodea con sus brazos a Jorge Luis pero la aparta con un codazo en el rostro y de manera brusca la joven cae al suelo. Él apresura el paso, Lesvy lo persigue. La próxima cámara de vigilancia que los filma muestra a Jorge Luis al lado de la caseta telefónica del Instituto de Ingeniería, Lesvy se acerca a él.

Justo en ese momento la cámara hace un movimiento que impide ver qué ocurrió, pero después de las 4:18 horas aparece Jorge Luis y su mascota. Él tambalea al caminar, el perro deambula, Lesvy no vuelve aparecer en la videograbaciones.

La versión de Jorge Luis es que él tenía sueño y se retiró a su domicilio sólo, dejando a Lesvy con sus amigos.

ANTES DEL 3 MAYO

Carlos, el trabajador de la UNAM que estuvo el 2 y la madrugada del 3 de mayo de 2017 con la pareja, testificó ante los integrantes del Tribunal que él no observó que Jorge Luis y Lesvy discutieran en el tiempo que permaneció a su lado, pero revivió un momento en el que sí ocurrió.

De acuerdo con el testigo en marzo de 2017 tuvo una convivencia en un hotel con Jorge y Lesvy. En la habitación, al salir del sanitario Carlos escuchó tres cabezazos que Jorge Luis dio a su novia, ella comenzó a llorar y le dijo que “no pasara lo de la última vez”. Carlos aseguró que tuvo que llamar a la seguridad del hotel al sentir que no era un ambiente seguro.

Durante la narración del trabajador de la UNAM, Jorge Luis, quien se mantenía en silencio, por primera vez conversó con sus abogados. Carlos además referiría que al indagar sobre el cuerpo encontrado en la UNAM y su posible conexión con la ausencia de Lesvy, una trabajadora de la universidad le advirtió que se alejara de Jorge Luis y “no se metiera en problemas”.

La defensa del acusado intentó descalificar este testimonio al cuestionarlo sobre las drogas y bebidas alcohólicas que consumían los jóvenes.

LA UNAM ANTE UN POSIBLE FEMINICIDIO

Tres vigilantes de la UNAM y un policía preventivo también se presentaron en la audiencia. Se les cuestionó sobre el hallazgo, identificación y levantamiento del cuerpo de Lesvy.

Quedó evidenciado que en el proceso de cadena de custodia los trabajadores de la UNAM cubrieron el cuerpo de la víctima con una lona cuando la comunidad estudiantil y trabajadores comenzaron a llegar a las instalaciones.

En previas declaraciones las abogadas que representan a la víctima han apuntado que cubrir el cuerpo con la lona impidió fotografiarlo desde distintos ángulos y contribuyó a la pérdida de evidencia sobre el caso.

Aunque el cuerpo de Lesvy fue encontrado por una trabajadora de vigilancia a las 5:50 horas, el policía preventivo Rafael Guevara declaró que él recibió la llamada de los hechos a las 8:15 horas.

El policía, quien en todo momento se refirió al hablar de los hechos como un “asesinato”, tuvo acceso inmediato a los videos de vigilancia por lo que pudo corroborar la presencia de Jorge Luis y Lesvy en la caseta telefónica.

“BUSCO VERDAD Y JUSTICIA”

El padre de la víctima, Lesvy Rivera Calderón, fue el último testigo de esta jornada, y el único en pronunciar la palabra “feminicidio”. Al cuestionarlo sobre su participación en el juicio contestó contundente: “busco verdad y justicia por el feminicidio de Lesvy Berlín Rivera Osorio, mi hija”.

El señor Lesvy se encargó de ilustrar al Juzgado quién era Lesvy.  Narró cómo su hija tenía facilidad de aprendizaje, dominaba el francés e inglés, estudiaba otros idiomas y trabajaba. Gustaba de la música, las artes, y planeaba continuar sus estudios hasta obtener una licenciatura.

De la misma manera dio cuenta del proceso de revictimización por parte de las autoridades a su familia. De acuerdo con Rivera Calderón un psiquiatra lo entrevistó en el Ministerio Público por aproximadamente 30 o 40 minutos. Inmediatamente después le entregó un peritaje sobre la personalidad de su hija. “Como si estuviera loca [...] como si fuéramos culpables, por una mala educación”, expresó el padre de la víctima.

Durante el juicio, el señor Lesvy fue cuestionado por la defensa de Jorge Luis sobre aspectos privados de la vida de su hija, preguntas que al no tener relevancia con el juicio, fueron rechazadas por orden del juez José Juan Pérez Soto.

El juicio fue observado por una representante de la Oficina en México de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas (ONU-DH), mientras la madre de Lesvy, Araceli Osorio, no pudo presenciar porque al ser parte de las personas que serán interrogadas, tendrá que esperar a brindar su testimonio y podrá dar seguimiento al juicio.

Estos fueron apenas dos de los nueve testigos que comparecieron por aproximadamente siete horas el día de ayer, ante los tres jueces del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJ), quienes determinarán si Jorge Luis es culpable o no del delito de feminicidio agravado en contra de Lesvy.

Este miércoles a las 10:00 horas continúan los interrogatorios en el Reclusorio Oriente donde Jorge Luis permanece en prisión preventiva.