JA Teline V - шаблон joomla Форекс
17
Sun, Nov
120 New Articles

México deberá responder el sábado a la CIDH sobre pacientes sometidos a cirugía experimental

Nacional
Typography

El próximo sábado 9 se cumplirá el plazo para que el gobierno de México responda a la segunda solicitud que hizo la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que informe sobre los 474 pacientes con hidrocefalia que fueron sometidos a una cirugía experimental en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN) “Manuel Velasco Suárez”.

La primera petición se realizó el 9 de mayo. En esa ocasión la CIDH dio un plazo de tres meses para recibir información sobre el caso, pero al no obtenerla reiteró la petición el 9 de agosto, según un oficio firmado por la secretaria ejecutiva adjunta del organismo, Marisol Blanchard.

“En total van siete meses sin que el Estado mexicano haya contestado a la CIDH por un #CrimendeLesaHumanidad cometido, entre otros sitios, en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, y los pacientes siguen muriendo”, indicó el neurocirujano Rodolfo Ondarza, uno de los primeros que denunció esa cirugía experimental implementada por el dos veces titular del INNN, Julio Sotelo, quien continúa en esa institución.

En entrevista con Apro, Ondarza cuestionó a la actual administración porque no ha atendido esa queja, pese a que el 28 de mayo pasado hablaron del tema durante la conferencia de prensa que el 28 de mayo ofreció el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien instruyó al subsecretario de Derechos Humanos y Población de la Secretaría de Gobernación que le diera seguimiento a la denuncia.

Ante el desinterés gubernamental, Ondarza inquirió: “¿Qué está pasando con la 4T y la garantía de los derechos humanos?”.

En 2012, la Red Solidaria Década Contra la Impunidad AC (RSDCIAC) presentó la queja ante la CIDH, por primera vez, cuando el secretario ejecutivo era el actual senador Emilio Álvarez Icaza. En ese entonces el expediente se perdió.

En 1993, Sotelo presentó un tubo de manguera experimental denominado “Sistema de Derivación Ventrículo Peritoneal de Flujo Continuo”, fabricado con un material llamado Tygon, que supuestamente ayudaría a enfermos con hidrocefalia, pero el implante causó daño cerebral irreversible a 474 pacientes, incluidos bebés.