JA Teline V - шаблон joomla Форекс
23
Mon, May
121 New Articles

Otorgan Premio Breach-Valdez a periodistas que documentaron la violencia feminicida en México

Nacional
Typography

En el contexto del recrudecimiento de la violencia en contra periodistas en México, que en lo que va del año ha cobrado la vida de once comunicadores, los organizadores del Premio Breach-Valdez, en honor a los periodistas ejecutados Miroslava Breach y Javier Valdez, galardonaron a tres mujeres que dedicaron sus trabajos de investigación periodística a documentar la violencia feminicida en México.

El primer lugar fue entregado para Gloria Piña y el segundo para Paula Mónaco Felipe y Wendy Selene Pérez, reconocidas este jueves con el galardón auspiciado por el Centro de Información de las Naciones Unidas (CINU), la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en México, la Organizaciones de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en México, así como las embajadas de Francia y Suiza, el Programa Prensa y Democracia del Área de Periodismo del Departamento de Comunicación de la Universidad Iberoamericana, la Agencia France Press y Reporteros Sin Fronteras.

El trabajo de Piña, que se titula “Las sobrevivientes olvidadas por la justicia”, relacionado con mujeres que sobrevivieron a intentos de feminicidio, fue elegido por el jurado independiente como el mejor de esta cuarta edición, en la que participaron un centenar de trabajos.

La periodista Gloria Piña. Foto: Montserrat López

El segundo lugar, recibido por Wendy Selene Pérez y Paula Mónaco, se denomina “Mirar nuestra muerte, mujer perito en México”, que cuenta la historia de las mujeres en criminología y ciencias forenses dedicadas a examinar casos de feminicidio.

Galardón al segundo lugar. Foto: Montserrat López

Durante la ceremonia de la cuarta edición de galardón, Peter Grohmann, coordinador residente de la ONU en México, alertó que el evento “no podía ser más oportuno y pertinente con los recientes asesinatos de Luis Enrique Ramírez, en Sinaloa, así como los de Yessenia Mollinedo Falconi y Sheila Johana García, en Veracruz, once muertes violentas de personas que ejercían el periodismo en lo que va del año”.

El diplomático resaltó que la cifra para este año “nos representa un récord muy doloroso y muy triste para México como uno de los países más peligrosos para los profesionales de la comunicación, según lo indica el Observatorio de Periodistas Asesinados de la Unesco”.

Tras recordar que las libertades de información y expresión “no sólo son derechos fundamentales sino pilares de las sociedades democráticas”, Grohmann alertó que “la lucha de la impunidad y la justicia son dos de las prioridades del país que difícilmente podrán alcanzarse si las y los periodistas continúan siendo blanco de violencia, ejerciendo su labor en condiciones precarias y de riesgo, y esta es la situación de los periodistas que trabajan temas de política local, corrupción y crimen”.

Balbina Flores, representante en México de Reporteros Sin Fronteras, recordó que México continúa siendo el país sin guerra más mortífero del planeta, ocupando el lugar 179 de la lista de 180 países, de acuerdo al ranking de libertad de expresión de esa organización.

La defensora destacó que en lo que va de la administración de Andrés Manuel López Obrador, han sido asesinados al menos 32 periodistas, y retomó cifras de la organización Artículo 19 que indican que en lo que va de este periodo gubernamental ha registrado mil 945 agresiones contra la prensa, siendo superior en 85% a las contabilizadas durante los seis años de gobierno de Enrique Peña Nieto.

“Vivimos en una emergencia nacional constante de derechos humanos y particularmente en agresiones graves contra libertad de prensa, las violencias enquistadas en diferentes regiones del país no dan tregua a nadie, menos a periodistas, que cada día viven en condiciones graves de inseguridad, profundizando las zonas de silencio que se han instalado en distintas zonas del país, profundizándose en estados como Guerrero, Veracruz, Michoacán, Oaxaca y Tamaulipas”, dijo Balbina Flores.

Al resaltar que el 92% de los asesinatos de periodistas y el 100% de las desapariciones de personas que trabajan en el gremio permanecen en la impunidad, Flores sostuvo que la pandemia y la precariedad laboral ha agudizado la situación, y que entre 2020 y 2021 más de un centenar de comunicadores murieron a causa del covid-19.  

Tras enlistar los once periodistas asesinados en lo que va del año, la representante de RSF cuestionó al gobierno mexicano, considerado “el periodo más violento para la prensa”, pese a que hay personas detenidas por al menos siete asesinatos de los 32 ocurridos desde que llegó al poder López Obrador.

“¿Cuántos asesinatos y familias destrozadas deben ocurrir para que el gobierno mexicano haga de la protección de los periodistas y de la lucha contra la impunidad de estos crímenes una prioridad?

“Hoy más de 500 familias de periodistas han perdido el principal sustento de su hogar, familias que no sólo están en el abandono y en el silencio, no se les escucha y se les revictimiza”, acusó la defensora.

Balbina Flores recordó que esclarecer los crímenes contra periodistas ocurridos durante su gobierno y los anteriores son responsabilidad de Estado, por lo que los avances que anuncia el gobierno son insuficientes mientras “no terminen los juicios de cada caso y se emitan sentencias, por lo pronto cabe preguntar ¿dónde están los autores intelectuales? Mientras no sean detenidos los autores materiales e intelectuales la impunidad prevalecerá”.

En el evento participaron también el embajador de Francia en México, Jean Pierre Asvanzadourian; el jefe la misión adjunto de la embajada de Suiza, Leo Trembley; Samir Toussi, director de AFP; Darío Fritz, miembro del jurado; Guillermo Fernández Maldonado, representante de ONU-DH, Mariana Alegret, de UNODC, y  Fréderic Vacheron, representante de la Unesco en México.