JA Teline V - шаблон joomla Форекс
13
Fri, Dec
96 New Articles

Denuncian condiciones insalubres de migrantes en albergues de Chiapas

Principal
Typography

El Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos del Sureste Mexicano, conformado por una veintena de organismos civiles, denunció hoy la crítica situación de cientos de migrantes centroamericanos, de África y Asia, en el albergue migratorio El Cupapé 2-La Mosca, quienes se encuentran sin acceso a servicios básicos, agua para beber, saneamiento, papel higiénico, alimentos y atención médica, y las condiciones generales del lugar son de total incomunicación, desinformación y aislamiento.

En el contexto de las acciones de vigilancia a los centros de detención migratoria en el estado de Chiapas, el Colectivo denunció que, tras visitar la estancia provisional entre Tuxtla Gutiérrez y Chiapa de Corzo, El Cupapé 2-La Mosca, se percataron de que el gobierno federal pasa por alto las condiciones mínimas para mantener personas migrantes y solicitantes de refugio detenidas.

Activistas y defensores de los derechos humanos de las diversas organizaciones civiles que conforman el colectivo, visitaron el pasado 2 de octubre ese espacio que el Instituto Nacional de Migración (INM) habilitó desde junio pasado, en donde anteriormente eran las instalaciones que servían como una planta productora de moscas estériles. Ahí documentaron una serie de condiciones que violan los derechos de las personas migrantes y solicitantes de refugio detenidas.

Indicaron que en el lugar hay aproximadamente 370 personas de diferentes nacionalidades de países de Centroamérica, África y Asia, que han permanecido detenidas, algunas desde hace más de dos meses, con precario acceso a servicios básicos de agua, saneamiento, papel higiénico, alimentos y atención médica.

Dijeron que les preocupa especialmente que han llegado a estar por más de tres días sin agua para beber y cuando les proporciona el INM agua son tan solo dos garrafones para toda la población detenida.

A esto se suman porciones escasas de alimentos e incluso no alcanza para todas las personas, afectando gravemente los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

También faltan medicamentos y existen condiciones insalubres en los sanitarios y la bodega habilitada como celda, es un espacio que comparten todas las personas sin hacer la diferenciación entre mujeres, hombres, familias, niñas, niños y adolescentes y población LGBT.

El informe señala que muchas personas han sido trasladadas de otras estaciones migratorias, como Cupapé 1 y Echegaray, a esta estancia provisional, sin proporcionarles información clara, precisa, fidedigna y, en otros casos, sin información alguna del porque las están cambiando de lugar.

Indicaron que hay personas que han presentado su solicitud de refugio sin haber recibido ningún documento y otras que permanecen detenidas a pesar de tener constancias de inicio del trámite ante la Comar, agravando la situación que muchas personas no cuentan con medios propios de comunicación satelital y el INM no les garantiza el acceso a llamadas telefónicas.

Esta situación, añadieron, muestra el completo aislamiento e incomunicación en la cual se encuentran todas las personas allí detenidas.

De igual forma, en la Estancia Provisional de Echegaray no les entregan kits de limpieza desde hace una semana. Según el personal del INM, esto se debe a la falta de presupuesto.

En ese lugar, las personas jóvenes detenidas allí refieren que las detenciones de quienes iban en el tren fueron con abuso de la fuerza y de forma violenta.

El colectivo dijo que de forma generalizada y sistemática están detenidas en las estancias migratorias de Chiapas personas con documentación que acredita que son solicitantes de la condición de refugiados, e incluso personas que ya cuentan con el reconocimiento.

El colectivo pidió al gobierno de Andrés Manuel López Obrador que dé respuesta a esta situación con total respeto y garantía a los derechos humanos.

Exigió que se instalen capacidades de atención inmediata en las instituciones responsables a fin de garantizar y ser congruentes con una política migratoria y de refugio con un real y efectivo enfoque de derechos humanos y no de criminalización y represión hacia la población migrante.