JA Teline V - шаблон joomla Форекс
23
Mon, May
121 New Articles

México es el segundo país más peligroso para ejercer el periodismo después de Ucrania: Human Rights Watch

Principal
Typography

Los índices de violencia contra periodistas indican que México es el segundo peor país para ejercer periodismo sólo por detrás de Ucrania, donde se está librando una guerra desde mediados de febrero, alertó Human Rights Watch (HRW) este martes en el Día Mundial de la Libertad de Prensa.

La organización de derechos humanos señaló que, en lo que va del año, en México han sido asesinados ocho periodistas, cifra que ya rebasó a los fallecidos en todo 2021. El número de comunicadores asesinados no se ubica muy lejos de Ucrania, donde al menos van 12 homicidios en cobertura, según el Comité para la Protección de los Periodistas.

De acuerdo con HRW, en lo que va del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, en México han sido asesinados un total de 33 periodistas, según el seguimiento en el conteo de asesinatos que da la organización Artículo 19.

Por lo anterior, HRW ha hecho un llamado al mandatario para adoptar medidas urgentes para fortalecer el mecanismo de protección del gobierno federal, cesar el hostigamiento a periodistas que critican al gobierno y asegurar que los fiscales pongan fin a la impunidad.

“Este año va en camino a convertirse en el más letal de la historia para los periodistas en México. El presidente López Obrador no solo ha abordado la violencia contra la prensa, sino que además sigue utilizando sus conferencias mañaneras para hostigar e intimidar a periodistas”, dijo el investigador para las Américas de HRW, Tyler Mattiace.

De igual manera, la ONG indicó que en México gran parte de los crímenes que se cometen quedan impunes, incluyendo los asesinatos de periodistas.

De acuerdo con lo anterior, de las 105 investigaciones sobre atentados contra periodistas por parte de la Fiscalía Especial para Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), desde que fue creada en 2010, solamente seis han resultado en condenas por homicidio.

Siguiendo con las cifras sobre impunidad en el país, HRW también señala que las denuncias penales por ataques contra el periodismo no llegan más allá de la investigación inicial. En 202, sólo el 2.5% de estas denuncias resultaron en una vinculación a proceso y poco menos del 0.3% llegaron a un juicio oral, según el análisis de México Evalúa.

 “Cada día, periodistas valientes en todo México se exponen al riesgo de violencia o muerte para hacer su trabajo y mantener a la población informada. En vez de atacar y denigrar a los periodistas, el presidente debería respaldarlos”, apuntó Mattiace.

Por su parte, el gobierno ha establecido mecanismos de protección para periodistas y defensores de los derechos humanos, los cuales brindan sistemas de cámaras o protección por parte de autoridades policiales.

La organización de DDHH reconoce que estos mecanismos son de gran importancia, sin embargo, presentan fallas, ya que no han logrado responder a todas las necesidades de protección para los comunicadores.

En ese mismo año, la oficina de la ACNUDH dijo que el constante hostigamiento es uno de los principales factores que contribuyen a la violencia contra el periodismo. Por lo que instó a AMLO a realizar una campaña del importante papel que tienen los profesionales de la comunicación y los defensores de los derechos humanos en el país.

La impunidad mexicana: la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión ha llevado 105 investigaciones, de las que únicamente seis (5.7 por ciento) ha terminado en condena por homicidio.

Además, el Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas ha presentado fallas y no responde a las necesidades de protección, lo que se debe a varias razones, como el escaso presupuesto, la falta de personal, carencia de coordinación entre instancias gubernamentales y el gran número de personas que lo solicitan. Así, incluso nueve periodistas incluidos en el mecanismo fueron asesinadas, y hubo otros caso en los que murieron mientras esperaban ser integradas en él.

HRW menciona que el gobierno federal ha prometido una reforma del sistema de protección, del que hasta ahora no hay más que eso: una promesa.

Frente a ese grave diagnóstico, HRW resalta que en sus conferencias de prensa López Obrador ha mostrado nombres y fotografías de presuntos responsables de los crímenes contra periodistas, pero que aún no sólo no han sido condenados sino ni siquiera presentados ante el juez. “Este teatro de orden público no garantiza que habrá justicia”, remarcó HRW.

También destacó la hostilidad del presidente mexicano contra los periodistas críticos, de quienes ha revelado incluso datos personales y a quienes acusa de “corruptos” y “criminales” para hostigarlos e intimidarlos.

La organización mencionó también que importantes instancias internacionales, como la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, han señalado que la hostilidad presidencial contribuye a la violencia contra la prensa y le han conminado a abandonar esa actitud.

Por ello, Tyler Mattiace, investigador de HRW, considera que “cada día, periodistas valientes en todo México se exponen al riesgo de violencia o muerte para hacer su trabajo y mantener informada a la población. En vez de atacar y denigrar a los periodistas, el presidente López Obrador debería respaldarlos”.

AMLO no ha emprendido las reformas necesarias contra la espiral de violencia que se mantiene en México hacia la prensa: RSF

La organización Reporteros Sin Fronteras aseguró que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no ha emprendido las reformas necesarias en el país para frenar la espiral de violencia contra la prensa.

“Año tras año, México se mantiene como uno de los países más peligrosos y mortíferos del mundo para los periodistas”, señaló Reporteros Sin Fronteras en su informe sobre el país el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

La organización publicó este martes su nueva edición de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa, en la que México se ubicó en el lugar 127, de un total de 180, y obtuvo 47.5 puntos, lo que representa que en el país hay “una situación difícil para los periodistas”.

El año pasado México obtuvo 54.29 puntos, lo que significa que descendió 5.7 puntos, sin embargo, se sigue ubicando como uno de los países más peligrosos para periodistas en el mundo.

Reporteras Sin Fronteras destacó que el presidente López Obrador y otras figuras del Estado “han adoptado una retórica tan violenta como estigmatizante contra los periodistas, a los que acusa regularmente de promover a la oposición”.

Señaló que el gobierno federal expone cada miércoles su sección ¿Quién es quién en las mentiras de la semana?, “un espacio más en el que se desacredita a la prensa”.

“En sus más de tres años de mandato, el presidente ha criticado a los periodistas por su falta de profesionalidad y ha calificado a la prensa mexicana de “parcial”, “injusta”, y de “desecho del periodismo”, acusó la organización. Con información de Latinus.