JA Teline V - шаблон joomla Форекс
02
Sat, Mar
121 New Articles

Lorenzo Córdova lanza SOS e implora presentar amparos contra “Plan B” de reforma electoral de AMLO

Principal
Typography

“La democracia o se le cuida y preserva o se nos acaba”, bajo esta premisa, Lorenzo Córdova, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), alertó de los riesgos del llamado Plan B de reforma electoral e incitó a la ciudadanía a interponer una lluvia de amparos en contra la medida.

Durante la presentación del libro “La democracia no se toca”, de editorial Planeta, que escribió junto con el consejero Ciro Murayama, el funcionario llamó a la ciudadanía a presentar demandas en contra de las reformas a leyes secundarias en materia electoral, conocidas como “Plan B”.

“La democracia requiere de una defensa colectiva”, dijo Córdova. “La apatía o la indolencia ciudadana es el terreno fértil donde germinan los autoritarismos y con ello, las regresiones democráticas”, remató.

Córdova anunció que la próxima semana, el INE promoverá una controversia constitucional en contra de las reformas en materia de propaganda que limitan la veda electoral. También, dijo que harán lo propio en contra de toda la reforma, una vez aprobada en su totalidad en el Congreso, pues consideró que desde todas las trincheras, partidos de oposición, organismos autónomos y ciudadanos, de manera individual o colectiva, tienen el deber de salvaguardar el orden constitucional.

“Que los trabajadores defiendan sus derechos en las instancias judiciales frente a una reforma abusiva, que los sanciona por hacer bien su trabajo y que las y los ciudadanos, también recurran a las instancias jurídicas”, dijo el presidente del Instituto.

“Debemos, si queremos defender a la democracia, presentar todos los recursos dentro de los cauces legales para ponerle en la mesa, a quienes tendrán que tomar la decisión final, a nuestras y nuestros jueces constitucionales, todos los elementos y argumentos que creamos convenientes para que ellos cumplan esa tarea de control”, manifestó.

Por su parte, el consejero Ciro Murayama dijo, citando el libro “Vida y Muerte de La Democracia” de John Keane, que en muchos lugares del mundo la “democracia ha colapsado” y una de las características de ese colapso “es que no tuvo suficientes defensores”, en un llamado a las y los ciudadanos a no permanecer apáticos.

“Hubo quien miró hacia otro lado cuando las operaciones autoritarias estaban en curso. En ese sentido, dice Keane, pues los culpables de la destrucción son los autoritarios, pero hay muchos responsables, que son los que dejaron que eso pasara. Yo estoy seguro que en México hay una amplia ciudadanía que no quiere ser corresponsable de la involución autoritaria, mientras haya esa ciudadanía crítica y activa, la democracia seguirá viva”, comentó Murayama.

El consejero electoral dijo que el libro “La democracia no se toca” fue concebido antes de que existiera el Plan B y es un “manual de uso y defensa de la democracia”, ante el temor de que el avance electoral construido durante décadas, sea revertido. Además,comentó que tenemos un sistema electoral híper regulado debido a la historia de México.

“El Plan B atenta contra la Constitución y pone en riesgo el derecho de cada ciudadano de votar en elecciones libres y auténticas”, lanzó.

De acuerdo con Murayama, los daños del plan B se pueden identificar en tres tipos:

1.     El daño estructural al INE.

Esto, “porque desaparecen las 300 juntas distritales del Instituto, desde donde se coordina el trabajo diario, de actualización del padrón”, donde se “actualiza la cartografía electoral, no basta con que nuestro nombre esté en el padrón, tiene que estar perfectamente georreferenciado nuestro domicilio, porque de eso depende que podamos votar por quién nos corresponda”, explicó.

“No es un milagro que haya casillas, es porque hay una institución trabajando todos los días y esa institución y su presencia territorial es lo que el plan B desaparece”, alertó.

2.     Los procedimientos que nos dan certeza y la equidad.

“Hay cápsulas envenenadas contra la elección en el plan B. En vez de las 300 juntas distritales que tiene el país, van a despedir a los trabajadores, van a crear una oficina auxiliar. Dice el artículo 61, en las zonas metropolitanas donde haya más de un distrito, habrá una oficina auxiliar, ¿Saben cuántos distritos electorales, donde viven 420 mil personas en cada uno, hay en la zona metropolitana del Valle de México? 52 distritos, viven más de 20 millones de personas y esperan que las elecciones las haga una oficina con un funcionario. Es poner en riesgo la elección, ya no las elecciones auténticas, las elecciones a secas”, advirtió.

“Otra cápsula envenenada. Los partidos, el mismo día de la jornada, pueden sustituir a sus representantes en las casillas. Hay más de 165 mil casillas, 2 representantes por partido, hay 7 partidos, 14 por casilla, es decir hay más de 1 millón de ciudadanos que el INE debe saber quiénes son. Si sustituyen a los representantes ese mismo día, ¿cómo sabemos que son los representantes legítimos?”, cuestionó.

3.     La destrucción de los derechos laborales de los trabajadores.

“Por un capricho se van a la calle”, dijo sobre el despido masivo que representa la reducción de las juntas distritales.

En ese sentido, el presidente del INE, Lorenzo Córdova, agregó que se recortarán el 85 por ciento de las plazas del servicio profesional electoral, que es el cuerpo civil de carrera más robusto que existe en el país y está integrado por 2 mil 571 integrantes.

“Dentro del servicio profesional, 792 son responsables de la función registral, es decir, son los que supervisan el funcionamiento de los módulos, depuran el padrón, hacen la cartografía, son responsables de imprimir la lista de los ciudadanos que pueden votar en cada casilla. La reforma reduce esas plazas a 32. ¡Estás hablando de 6 mil puestos de trabajo que la reforma desmantela!”, dijo.

Sobre las oficinas permanentes que se vuelven temporales, Córdova explicó que en muchos territorios el INE es la única instancia pública que puede entrar, como en “zonas controladas por la criminalidad organizada” y “zonas aquejadas por conflictividad social”.

“Esto es posible por la presencia permanente del INE en todo el territorio, porque eso nos permite, con nuestras oficinas, construir confianza con la propia ciudadanía, que no solamente va a ser fundamental para cuando los convoquemos a integrar las mesas directivas de casilla, sino que nos permite operar todo el tiempo. Si el INE se presenta cada 3 años en determinadas zonas del país, ni sabremos qué terrenos pisamos y no podremos eventualmente entrar”, argumentó.

Lorenzo Córdova ironizó, con preocupación, sobre el hecho de que con la reforma los módulos, “para ahorrar dinero”, van a estar en escuelas y en oficinas públicas, en oficinas de gobierno.

“¡Caray, si de ahí es de donde venimos! Precisamente para evitar que el funcionamiento de los módulos dependa de la generosidad de algún gobierno, el que sea, del signo político que sea. Ahora resulta que para que los ciudadanos obtengan la llave de entrada para el ejercicio de sus derechos políticos dependerá de los tiempos, de la generosidad y eventualmente de las condiciones de seguridad, porque hablamos de datos personales, que gobiernos de distinto signo, estén dispuestos a proporcionar”, acusó.

Por último, dijo que si bien el Plan B no implica que el padrón electoral lo controle una dependencia de gobierno, como insinuaba la reforma constitucional, si deja en manos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) las listas de los electores que pueden votar desde el extranjero.

“Es decir, será el gobierno quien va a decidir cuántos electores podrán votar desde fuera de las fronteras y para poder inscribirse y votar no se necesitará la credencial para votar, bastará con el pasaporte o matrícula consular, cuyo control depende del gobierno en turno”, dijo.

El consejero presidente del INE consideró que fue “importantísima” la movilización ciudadana del pasado 13 de noviembre, la llamada marcha “en defensa de la democracia”, pues fue clave para frenar la reforma constitucional en materia electoral, que tuvo en contra el voto de los partidos de oposición.

“(Ahora el Plan B) es una “auténtica constelación de inconstitucionalidades”, señaló y dijo que el INE y la ciudadanía no “dejarán de presentar un solo recurso” que permita controvertir la constelación de inconstitucionalidades.

A la pregunta de quién se beneficia con la reforma, manifestó que el “Plan B” es una “paradoja” porque la fuerza política que más se ha beneficiado del sistema electoral actual es el partido en el poder, Morena.

“La gran paradoja es ¿por qué dinamitan desde el poder las condiciones que le permitieron el acceso? No lo sé, no quiero imaginar que sea una vocación autoritaria de, pues, ‘de aquí no nos mueven’”, dijo.

“Esta elección abre la puerta a que las elecciones sean, por primera vez en 30 años, como lo eran a finales de los 80, un problema. El principal problema que teníamos, no el único, pero el principal era que no había elecciones confiables. Ese ya no es un problema, seguimos teniendo problemas graves: la pobreza, la corrupción, la impunidad, la violencia que está desbordada, pero el electoral ya no es un problema. ¿Para qué abrir un problema ahí?, bueno, no lo sé, o hay una paradoja alucinante o alguien está apostando a que haya caos, desorden y eventualmente violencia en la contienda por el poder, cosa que ya habíamos exorcizado”, alertó.

La presentación del libro estuvo a cargo de la periodista Carmen Aristegui y la exconsejera, Jacqueline Peschard y el expresidente del entonces Instituto Federal Electoral de México (IFE), José Woldenberg.

Mientras que entre el público asistente estuvieron algunos opositores del gobierno, como el excandidato presidencial del PRI, Roberto Madrazo; el diputado Salomón Chertorivski; el perredista Guadalupe Acosta Naranjo y la alcaldesa panista de Álvaro Obregón, Lía Limón. Además del publicista Carlos Alazraki.