JA Teline V - шаблон joomla Форекс
24
Mon, Jun
115 New Articles

Marcha por la paz en Nueva Palestina: comuneros exigen la presencia de las Fuerzas Armadas

Principal
Typography

Cientos de indígenas tzeltales, choles y lacandones de la comunidad Nueva Palestina, situada en el municipio de Ocosingo, Chiapas, salieron a marchar este jueves por las calles de la zona para exigir la presencia de las fuerzas de seguridad y manifestarse en contra del crimen organizado que pretende extorsionar a los habitantes.

Los indígenas de pueblos originarios exigieron además un cese a la violencia que ejercen grupos delincuenciales, los cuales se encuentran enfrascados en una pelea por el territorio y han comenzado a hostigar a los civiles al intentar apoderarse de comunidades, caminos y veredas de la zona de la selva.

En meses recientes aumentaron los niveles de violencia en Chiapas debido a la presencia de células del Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), los cuales han establecido alianzas con grupos criminales locales. El episodio más evidente fue cuando un comando armado causó pánico en una plaza de San Cristóbal de las Casas.

Durante su recorrido por las calles mostraron pancartas con mensajes como “¡Alto a la violencia!”, “No a la extorsión a la comunidad”, “¡Paz y tranquilidad en nuestro pueblo!”, y “Fuera carteles de la Selva Lacandona”.

También manifestaron que en Nueva Palestina han crecido enormemente los grupos llamados “polleros”, que se han dedicado a extorsionar a la población con el famoso cobro de piso (extorsión), por lo que exigieron la “intervención inmediata de autoridades municipales, estatales y federales” y señalaron dónde los pueden ubicar.

En lo que va de septiembre se han registrado unos 12 ataques armados contra pobladores, llevados a cabo por grupos armados y paramilitares que acechan a pobladores de comunidades, militantes y seguidores del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), además de trabajadores, empresarios y ganaderos.

La marcha se da en el marco de una serie de amenazas contra la población y el intento de secuestro a una autoridad de la comunidad de Nueva Palestina por el grupo delincuencial del Cartel de Sinaloa hace unos días.

Los inconformes señalaron que en 2021 el Ejército mexicano fue retirado de la zona y ahora los mismos pobladores piden su regreso, al igual que la Guardia Nacional.

La violencia en la región no cesa, pues hace una semana se dio la ejecución de siete personas en la comunidad de Pantelhó, en la zona fronteriza con Guatemala, donde grupos armados acechan a autoridades y pobladores.

En los últimos meses la violencia e inseguridad han ido en aumento en las comunidades indígenas de Chiapas, donde los grupos criminales se han apoderado de los pueblos originarios.

Aunque activistas y habitantes continúan denunciando estas acciones, las autoridades federales niegan reconocer los hechos delictivos afirmando que hay paz y sólo se trata de actos de propaganda por parte de los delincuentes.

Apenas el 22 de agosto, en la comunidad de Oxinam, Chiapas fueron liberados los dos hijos de la presidenta municipal de Mitontic, Maruca Méndez y del presidente de Usos y Costumbres, Fernando López López, quienes fueron secuestrados la madrugada del 13 de agosto junto con el tesorero del municipio, en represalia por un supuesto desvío de 5 millones de pesos del erario.

Otro episodio relevante fue el secuestro de 16 funcionarios de la Secretaria de Seguridad de Chiapas a manos de una célula ligada al CJNG.

Chiapas es un territorio estratégico por su ubicación geográfica, y representa el puente de conexión entre el sur y el norte del continente a través de 700 kilómetros de frontera con Guatemala.

En Ocosingo, la movilización estuvo conformada por autoridades de la comunidad y municipales, amas de casa, estudiantes, agricultores, así como también por personas desplazadas por el crimen organizado.

Esta manifestación fue convocada en respuesta a una serie de problemas que la población ha enfrentado en las últimas horas, relacionados con la influencia y presencia de grupos delictivos en la región.

Los pobladores exigieron la expulsión de los grupos criminales, el fin del cobro de piso y el cese de actividades de contrabando en Nueva Palestina, entre otras demandas.

La comunidad hizo un llamado urgente a la intervención y apoyo inmediato de las Fuerzas Armadas para restaurar la seguridad en la región.

Un total de 68 familias se han visto obligadas a abandonar sus hogares en la comunidad de Los Tulipanes, ubicada en la cabecera municipal de Chicomuselo, Chiapas, debido a las amenazas del grupo armado conocido como “El Maíz”, presuntamente vinculado con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Los pobladores han revelado que se negaron a participar en las reuniones y acciones violentas promovidas por “El Maíz“, lo que resultó en la expulsión de sus viviendas.

Además, se les ha prohibido vender en el mercado local, lo que agrava su situación económica. Estas familias desplazadas no tuvieron la oportunidad de recuperar sus pertenencias antes de abandonar sus hogares y se quedaron sin refugio ni recursos. Con información de Infobae Omar (Tinoco Morales( y Latinus (Argenis Esquipulas).