JA Teline V - шаблон joomla Форекс
18
Tue, Jun
116 New Articles

El peso mexicano y la Bolsa de valores tienen fuertes caídas tras triunfo de Sheinbaum y Morena en elección

Principal
Typography

Tras meses de que el gobierno federal presumía la estabilidad del peso mexicano ante el dólar y de los mercados de valores, la moneda nacional y las bolsa resintieron este lunes, con caídas no vistas desde la pandemia de Covid-19, el triunfo del domingo de Claudia Sheinbaum y Morena en las elecciones en que México eligió a la primera mujer presidenta en su historia y cuyo partido se perfila a tener mayoría calificada en el Congreso, lo que creó incertidumbre y nerviosismo entre los inversionistas, de acuerdo con analistas.

El peso mexicano se depreció 4.3% para cerrar en 17.7 unidades por dólar en el mercado intercambiario (cotización usada en transacciones al mayoreo), según cifras del Banco de México al cierre de la sesión de este lunes, frente a las 16.96 unidades por billete verde del viernes pasado. Se trató de su mayor caída desde el 11 de junio de 2020 en plena incertidumbre de la pandemia de Covid-19 en México y el mundo.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el dólar cerró este lunes en 18.11 pesos a la venta, es decir, 66 centavos más caro respecto a la sesión del viernes pasado, de acuerdo con datos de Citibanamex. A la compra terminó la sesión en 17.13 unidades.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cayó 6.01%, un retroceso equivalente a 3,315 puntos, por lo que su principal indicador, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), cerró en 51,863 unidades.

“Los mercados reaccionaron de forma negativa a los resultados electorales pues es muy probable que Morena obtenga mayoría calificada en el Congreso, lo que posibilita la aprobación de cambios constitucionales pendientes”, dijo a la AFP Víctor Ceja, economista en jefe de la firma financiera Valmex.

¿Por qué el peso y la bolsa cayeron tras triunfo de Sheinbaum y Morena?

Gabriela Siller, analista de la firma Banco Base, dijo este lunes que Sheinbaum debería dar un mensaje de tranquilidad a los mercados.

“Lo mejor sería salir a decir que no se cambiará la autonomía del Banco de México, no se cambiará su mandato, se tendrá disciplina fiscal y no se tocará la división de poderes ni los órganos autónomos”, comentó Siller.

En su primer discurso tras conocer que los resultados preliminares del Conteo Rápido del Instituto Nacional Electoral (INE) le daban una amplia ventaja para ganar la elección, Sheinbaum dijo que en su gobierno habrá autonomía de Banxico, entidad encargada de mantener estable la inflación mediante el alza o los recortes a las tasas de interés de referencia, es decir, de la política monetaria del país.

“Será un gobierno con austeridad republicana, disciplina financiera y fiscal y de autonomía del Banco de México”, expresó Sheinbaum en un hotel de Ciudad de México ante simpatizantes y militantes de Morena.

Este lunes, la  virtual presidenta mando otra señal a los mercados al confirmar que el actual secreario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, aceptó quedarse en su cargo durante el sexenio de Sheinbaum.

“La permanencia de Rogelio de Ramírez de la O puede darle un poco de certidumre al mercado”, comentó Siller.

Lo anterior porque para este año, Hacienda proyectó un déficit presupuestario  de 5% no visto desde 1988, por tanto, sería el mismo Ramírez de la O a quien le tocaría en 2025 reducirlo sin frenar la economía, detalló la economista de Banco BASE.

Siller precisó que “la turbulencia” de ese lunes en los mercados de valores y cambiario no es por el posible gabinete que perfile Sheinbaum ni por ciertos nombres.

“La turbulencia de hoy en los mercados se dio ante la posibilidad de que el presidente electa y como presidente pueda hacer cambios en la Constitución. Preocupa el INE, los órganos autónomos, las Afores, la división de poderes, el sistema judicial”, añadió.

¿Por qué una posible mayoría calificada de Morena y aliados en Congreso preocupa a inversionistas?

Para obtener la mayoría calificada en la Cámara de Diputados, Morena y aliados deben sumar 333 curules, mientras que para el Senado se requieren 85 escaños.

Con los datos ofrecidos por el INE, tomando como base los menores rangos estimados para los tres partidos que integran la coalición “Sigamos Haciendo Historia”, obtendrían 346 diputados federales y 76 senadores.

La exjefa de Gobierno de la CDMX ganó las elecciones del 2 de junio con una ventaja de 30 puntos porcentuales y una mayoría legislativa en ambas Cámaras del Congreso de la Unión que le permitiría llevar a cabo las reformas constitucionales del llamado “plan C” que heredó del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Esa ventaja abriría el camino, sin contratiempos, hacia la aprobación del llamado “Plan C”: las 18 reformas constituciones y 2 reformas a leyes secundarias que envió el presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 5 de febrero, y que Sheinbaum abrazó e hizo suyas como parte de su proyecto de Gobierno 2024-2030 que presentó en el Zócalo capitalino el 1 de marzo, cuando arrancó su campaña presidencial.

Con ello, la elección de ministros por voto popular, la prohibición del comercio de vapeadores y de drogas químicas como el fentanilo, el penalizar el delito de extorsión y hacer lo mismo con el delito fiscal ejercido por la delincuencia de cuello blanco mediante el uso de factureras, garantizar que el salario mínimo para maestras, maestros, policías, enfermeras, médicos, guardia nacional, no sea menor al de los trabajadores inscritos en el IMSS, entre otras, podrían aprobarse sin ninguna complicación o bien, cabildeando -sin mucho desgaste- con las otras fuerzas políticas. Con información de Animal Político.