JA Teline V - шаблон joomla Форекс
30
Thu, Jun
95 New Articles

El “terror” en Querétaro: así lograron escapar Beto Valdivia y su esposa de La Corregidora

Estados
Typography

Beto Valdivia, testigo de la violencia desatada el sábado durante el partido de futbol entre Querétaro y Atlas, en La Corregidora, contó la historia de terror que vivió junto a su esposa y cómo unos aficionados del equipo contrario los ayudaron a salir del estadio.

En un hilo de Twitter, aseguró que jamás olvidará a los jóvenes, mujeres, niños y adultos mayores, aficionados del Atlas, que estaban en la cancha desesperados, buscando auxilio, con cara de desesperación.

“Por mi mente pasaban dos cosas: brincarnos a la cancha o buscar apoyo con la gente de Querétaro… Comenzamos a subir las escaleras más por la presión de los gritos de la gente que por nuestra voluntad. Afortunadamente, antes de salir al pasillo una persona de Querétaro nos frenó y dijo: ¡No salgan! ¡Quítense ya sus playeras! A la par, un grupo de personas nos rodearon cubriéndonos”, contó.

Valdivia, quien en su perfil se presenta como apasionado del futbol y aficionado del equipo Atlas, relató que mientras se quitaba su playera, un joven de Querétaro, desesperado, le dio su playera a su esposa para que se la pusiera encima.

“En mi caso, por mi mente pasaba: ‘da lo mismo salir con o sin playera’, mientras mi esposa imploraba porque alguien me diera alguna sudadera” y fue un señor de la tercera edad, quien junto a su hijo se pusieron a su lado y les dijeron: “nosotros los sacamos”.

Le pidió a su hijo que le diera su sudadera, aunque no quería por miedo de estar en peligro por ayudarlos.

“A estas personas solo puedo decirles ‘infinitas gracias’. Nos salvaron la vida. El camino hacia nuestro coche fue eterno, vimos ya a personas ‘inconscientes’ tiradas en el suelo. Las personas que estaban con nosotros nos acercaron a un puesto para comprar una playera y ellos pudieran irse a su destino”, contó.

Junto con su esposa, siguió caminando por las calles mientras veían a “estos vándalos/delincuentes” golpeando a personas inocentes.

“Por más increíble que parezca, a escasos metros de llegar al coche aún seguíamos en peligro. Justo frente a nosotros venían dos asesinos buscando gente de Atlas, con armas indescriptibles. Una especie de tubos rodeados con cadenas (imposible que las hayan hecho en ese momento, ya lo tenían preparado). Las arrastraban en el pavimento para que rechinaran causando aún más terror”, explicó.

Le dijo a su esposa que disimulara y pasaron junto a ellos sin salir heridos. “Pido que se haga justicia y paguen todos los involucrados de esta tragedia. Y ruego por las personas que salieron mal heridas y sus familias que hoy están sufriendo. Difícil de creer que no haya personas muertas”, aseveró.

Valdivia comenzó su historia adjuntando una fotografía junto a su esposa, dentro del estado. Estaban celebrando su aniversario. Quince minutos después se desató la violencia. Contó que había muchas familias y muchos niños aficionados al Atlas, pero no había personal de seguridad.

“En cuestión de minutos todo cambió. Notábamos peleas en diferentes sectores del estadio. Volteando hacia la barra de Gallos veíamos como empezaba a moverse una masa hacia los pasillos al no poder cruzarse por las butacas. En ese momento supe que ya estábamos en alto riesgo”, resaltó.

No había querido publicar nada sobre lo acontecido el día de ayer, pero no puedo quedarme callado. Esta foto nos la tomamos 15 mins antes de la tragedia, celebrábamos parte de nuestro aniversario y justo en ese momento platicábamos que nos tocó “muy buen lugar”.