JA Teline V - шаблон joomla Форекс
02
Sun, Oct
122 New Articles

Lluvia arrastra a vecinos de Tlatlaya: hay cuatro muertos

Estados
Typography

Cuatro vecinos del municipio de Tlatlaya, una mujer y tres hombres, fallecieron tras ser arrastrados por la creciente de las aguas que tuvo su origen en las lluvias torrenciales y prolongadas del sábado en la región de Coatepec. La nutrida precipitación pluvial también anegó una decena de casas y los deslaves afectaron varias carreteras.

En la búsqueda de las personas desaparecidas, rehabilitación de caminos y limpieza de las viviendas participaron de forma voluntaria los vecinos de la zona, unidades de Protección civil de la región y elementos del Ejército Mexicano.

El domingo fueron localizados y rescatados los cuerpos de Indiana Gregorio Carbajal, quien habitaba en la zona de barrancas de San Felipe Tepehuastitlán; así como de os hermanos Morales Hernández, y de un hijo de ellos, todos de la localidad 18 de Marzo.

Algunos testimonios refieren que cuando el agua alcanzó la casa de Indiana Gregorio, el primer instinto de la mujer fue poner a salvo a su hijo –quien es atendido en un nosocomio de la zona–, mientras ella fue arrastrada por la corriente.

Entre las carreteras afectadas se enlistan las de Tlatlaya-San Francisco, Las Parotas-Coatepec y Los Ocotes-Tlatlaya.

Seguridad Pública Municipal informó que la noche de ayer quedó reabierta la circulación en la carretera que conduce de Los Ocotes a la cabecera municipal; no obstante, los vecinos reportan que la carretera hacia Cuadrilla del Cirián y San Francisco de Asís sigue incomunicada por la ruptura de concreto.

Protección Civil estatal aseguró que colaboró en la limpieza de los domicilios afectados, particularmente en cinco donde el agua alcanzó tirantes de 30 centímetros en promedio.

Las barrancas de la zona de Coatepec acumulan agua en temporada de lluvias y desembocan al río de Coatepec-San Francisco de Asís; los pobladores indican que la del sábado fue una intensa precipitación que duró más de hora y media, de manera que el caudal de las barrancas fue muy grande.