JA Teline V - шаблон joomla Форекс
31
Tue, Jan
119 New Articles

La ONU-DH exige localizar a los activistas desaparecidos Ricardo Lagunes y Antonio Díaz

Principal
Typography

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó y exigió esclarecer la desaparición de los activistas Ricardo Lagunes y Antonio Díaz, ocurrida la noche del domingo 15 de enero en Cerro de Ortega, municipio de Tecomán, Colima.

En una misiva, la ONU-DH hizo un llamado urgente a las instituciones del gobierno mexicano a dedicar sus mayores esfuerzos y coordinación para la inmediata búsqueda con vida de los dos defensores.

De acuerdo con la información recibida por la ONU-DH, los activistas se encontraban realizando actividades relacionadas con su labor en defensa de los derechos humanos cuando tuvieron la última comunicación con sus familiares.

Posteriormente, la camioneta en la cual viajaban fue localizada abandonada y con impactos de arma de fuego cerca de Cerro de Ortega. El paradero de ambos defensores es desconocido.

Ricardo Lagunes es abogado y ha colaborado en la defensa de derechos humanos con diversas organizaciones, nacionales e internacionales, incluyendo litigios ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Antonio Díaz es integrante de la Comunidad Indígena de San Miguel de Aquila, profesor y defensor de derechos humanos, quien ha sido crítico y opositor al desarrollo de la mina Aquila, en operación desde 1998.

“La desaparición de estos dos defensores es un hecho terrible y alarmante. En México, defender los derechos humanos es una labor absolutamente primordial que debe ser protegida. Este crimen no sólo socava los derechos humanos de ambos defensores, sino que busca generar temor en quienes defienden los derechos que reconoce la ley. No es aceptable que quienes defienden nuestros derechos tengan que hacerlo a costa de su libertad, su integridad o su vida” destacó Guillermo Fernández-Maldonado Castro, representante en México de la ONU-DH.

“Es importante notar que al menos uno de los defensores contaba con medidas de protección del Estado, que no lograron impedir su desaparición”, agregó.

La ONU-DH dijo que el gobierno mexicano tiene una obligación reforzada para proteger a las personas defensoras de derechos humanos, incluidas las personas defensoras del medio ambiente.

El artículo 9 del Acuerdo de Escazú, tratado de derechos humanos ratificado por el Estado mexicano, establece la obligación de adoptar las medidas apropiadas, efectivas y oportunas para investigar y sancionar cualquier ataque contras las personas defensoras de derechos humanos en asuntos ambientales.

Asimismo, recordó la oficina de la ONU-DH en México que el Comité contra la Desaparición Forzada estableció, en los Principios Rectores para la Búsqueda de Personas Desaparecidas, que la búsqueda debe iniciarse sin dilación y que las acciones de búsqueda deben incluir, cuando sea necesario, el desplazamiento a los lugares pertinentes.

La ONU-DH llamó a las autoridades a adoptar con urgencia todas las medidas necesarias para cumplir con su deber de buscar con vida a los defensores Lagunes y Díaz, que asegure una coordinación eficiente entre las instituciones federales y locales y reconozca el derecho de sus familiares a participar en la búsqueda. De igual modo, es fundamental llevar a cabo una investigación pronta, exhaustiva y eficaz que permita esclarecer los hechos y sancionar a todos los responsables.

Finalmente, la ONU-DH expresó su solidaridad a la familia y personas allegadas de Ricardo Lagunes y Antonio Díaz, y reitera su compromiso para trabajar junto con las autoridades y la sociedad civil para construir estrategias que permitan fortalecer las medidas eficaces de prevención, protección y de acceso a la justicia para las personas defensoras de derechos humanos.