JA Teline V - шаблон joomla Форекс
20
Tue, Aug
145 New Articles

En la UNACH la disputa por la legalidad

Editorial
Typography

La UNACH vive hoy una disputa sindical que pone en riesgo la frágil viabilidad financiera y de proyecto académico que tiene la institución. La universidad arrastra una deuda superior a los 2 mil 300 millones de pesos, en donde grueso de la deuda la tiene con el ISSSTE, el FOVISSSTE y con el SAT, en el que la universidad dejó de cubrir los pagos correspondientes a la seguridad social, los préstamos hipotecarios y al pago de los impuesto.

Los orígenes del conflicto que se vive entre la Rectoría de la universidad y el anterior comité ejecutivo sindical del personal académico se debe a que la Junta de Conciliación y Arbitraje rechaza la toma de nota del comité ejecutivo debido a que en el período de elecciones se presentaron violaciones al debido proceso. En concreto, se violaron disposiciones internas del propio sindicato relacionadas a la no reelección, que hace inelegible a la planilla supuestamente ganadora, en una contienda que ya había sido observada y sancionada por la junta de conciliación como improcedente y ordenó la reposición del procedimiento. Pero además, se incurrió en otra ilegalidad, de manera irregular  el comité electoral, al servicio de la dirigencia sindical, rechazó el registro de dos planillas con el fin de evitar la competencia política, situación que violenta derechos políticos y se contraponen a disposiciones laborales.

Frente a estas ilegalidades las dos planillas que no se les permitió participar acudieron ante la autoridad laboral para hacer valer sus derechos y la junta de conciliación ordenó la reposición de procedimiento, algo que se incumplió y el comité electoral realizó las elecciones, frente a este desacato, la autoridad laboral, en el marco de sus atribuciones legales rechazó otorgar la toma de nota, lo que significa que no hay representación sindical del personal académico.

Esta disposición totalmente previsible, llevó al comité sindical a convocar a una asamblea días antes de que concluyera sus funciones, en el que se acordó nombrar a la misma representación sindical como comité encargado, algo que no existe en la figura de los estatutos del sindicato de personal académico, lo que orilló a la junta de conciliación a no otorgar toma de nota de ese “comité encargado”.

Resulta más que obvio el manejo ilegal con el que un grupo de personas pretenden apropiarse del sindicato de personal académico de la UNACH, en la que paradójicamente viene arrastrando ocho años de ilegalidades e imposiciones orquestada por funcionarios del gobierno, en el que se incurrió en presiones, chantajes, componendas y amenazas a docentes, para que los dos últimos comités sindicales se constituyeran sin competencia sindical.

El conflicto que se vive en la UNACH ha llegado a un punto de querer presionar a la autoridad con paros y tomas de instalaciones, con el fin de que se reconozca una representación sindical espuria, producto de unas elecciones en la que se violó el principio del debido proceso y que la autoridad laboral había ordenado la reposición del procedimiento, por claras violaciones a los derechos de los trabajadores académicos afiliados al sindicato.

En la actual disputa entre la dirigencia sindical y la rectoría de la UNACH la razón jurídica le corresponde a la autoridad universitaria, que, ante la estrategia de lucha sindical, de organizar paros laborales a todas luces ilegales, que entorpecen el funcionamiento de la universidad y las actividades académicas, va a terminar siendo favorecida, pues la espuria dirigencia sindical estará simplificando las cosas a la rectoría, quien, ante ese escenario, buscará aplicar la normatividad en materia de abandono de trabajo, y con ello terminará socavando al sindicato del personal académico.